Lo robado y no devuelto y… la condena

Lo robado y no devuelto y… la condena

Notapor AGF el Jue Feb 07, 2013 9:02 am

Lo robado y no devuelto y… la condena

Aquí en España (no sé en otros sitios) lo robado casi nunca aparece y queda “robado para siempre”… ¿las condenas? De risa; posiblemente por estas dos “cosas”, aquí los ladrones han proliferado tanto, como en los laboratorios proliferan los cultivos de virus debidamente alimentados; por ello mi artículo de hoy va de “ladrones y bandidos”, tan abundantes aquí como en gran parte del mundo mundial. Veamos.

Aquí no es que sorprenda mucho a muchos de lo que se roba y ha robado… “lo preocupante o terrible es que muchos de estos muchos, lo que en realidad bulle en su interior es… que harían lo mismo o peor si estuviesen en el lugar del ladrón al que aparentemente critican”.


No es que ello extrañe mucho a un antropólogo simplemente aficionado… “el mamífero humano, intrínsecamente es un depredador más y como tal depreda o roba todo lo que puede”… y como además, ha llegado a perfeccionar de forma inimaginada “la despensa o caja secreta” para guardar todas sus depredaciones, simplemente actúa aunando lo primitivo de su especie con lo avanzado a que esta pudo llegar gracias a todas las técnicas que ha inventado.

¿Cómo se podría equilibrar todo ello y controlar a tan dañino animal mamífero que además aspira (iluso) a gobernar por sí y para sí mismo? Con leyes y justicia… ¿Pero si a lo largo de los milenios de lo que dicen civilización humana ha habido y hay infinitas leyes e infinitos jueces o ejecutores de las mismas? Sí, pero como generalmente quienes hicieron y hacen esas leyes, las “elaboran” de forma tan “astuta”, que cuando hay que aplicarlas, ya tienen los escapes o salidas previstas para que se cumpla el primitivo axioma de que… “las leyes se hacen para que en ellas caigan las moscas pero que por ellas pasen los pájaros… aunque sean buitres”; pues ya tenemos el que ni hay leyes, ni jueces ni nada que medianamente sea eficaz; a la vista está la corrupción global que hay hoy en un tercer milenio, que parte de aquel Galileo que entre otras cosas interesantes dejó dicho que… “La verdad os hará libres”.

Sobre las leyes en España, ya hubo un… “incalificable” gobernante, el que con toda seguridad decía… “vosotros haced las leyes que yo haré los reglamentos”; el tal era un tal Romanones, que por aquello y muchas cosas más, el pueblo le asignó al tal, la contundente sentencia… “hacía lo que le salía de los cojones”.

Es claro que después de tal maestro, todos lo han seguido en lo peor de sus enseñanzas y así estamos, con leyes que como si fueran de plastilina, los que han de aplicarlas les dan la forma que conviene según como convenga aplicarlas y a quién.

Con lo sencillo que sería una vez trincado al ladrón y comprobado el robo, meterlo en la cárcel y exigirle la totalidad de lo robado… y mientras ésta no estuviese controlada por el juez, el ladrón estaría en la cárcel, pero no “rascándose la entrepierna”, sino destinado en trabajos esforzados y donde aprendiese que “el pan suyo de cada día, así como la vestimenta y el techo que ocupaba”, tendría que ganarse cada día y con el sudor de su frente. ¿Qué no aparecía lo robado? Sencillo, estaría en esos trabajos de por vida. ¿Qué aparecía lo robado? Entonces sería juzgado y condenado a lo que procediera, pero siendo destinado a igual tipo de trabajos. Seguro que así, los robos desaparecían casi en su totalidad, puesto que y por descontado, las fianzas serían anuladas y desaparecerían, puesto que estas sólo sirven para que el que tiene dinero para pagarlas ni pise siquiera la cárcel.

Para otro tipo de delitos, igualmente buscar leyes claras y que fácilmente las interprete con claridad… “hasta el que no sabe leerlas”; por cuanto y me estoy acordando mientras escribo… “el asesinato de una jovencita en Sevilla y cuyos padres y tras años del hecho, aún siguen clamando por cuanto ni se ha encontrado el cadáver, aún sabiéndose quienes fueron el asesino o asesinos y los cómplices; todo ello es inexplicable y menos admisible, por cuanto esos indeseables o desechos humanos, se han reído de las leyes, la justicia que tenemos y aparte de ello, han producido gastos millonarios, en remover las arenas del río Guadalquivir y tierras de diferentes vertederos y al final… el cadáver sigue sin aparecer”…

Yo sinceramente, al primer intento de busca, puesto que el autor afirmó que estaba en un lugar del río… “lo hubiese atado a la cintura a una cuerda, lo hubiera echado al río y lo tendría en remojo allí, hasta que él sacase el cadáver… todo ello debidamente televisado, para que los posibles imitadores, tomasen la debida nota para que supiesen lo que les espera”.

Quizá y viendo como va todo… “habría que estudiar y aplicar sentencias contundentes como lo hiciera Salomón, según afirma La Biblia”; seguro que así se entenderían muy bien el riesgo que conlleva el delito.

En España existe hasta el ladrón que robó los fondos de los “Huérfanos de la Guardia Civil”, entre otros muchos… y el tal (cuyo nombre me repugna el recordarlo)… “anda por ahí (LIBRE) y viviendo muy bien, seguro que del fruto de sus robos”… y el tal, fue nada menos que… “Director General de la Guardia Civil”, O sea el jefe supremo de la considerada como uno de los mejores cuerpos policiales de todo el mundo… ¡¡Inaudito!!

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)
Lo que no quieras para tí no lo quieras para nadie, no hagas mal a nada vivo, aunque sea una planta, respeta la vida en todas sus formas.
AGF
 
Mensajes: 998
Registrado: Mié Ago 03, 2011 11:14 am

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron