Juegos Olímpicos y el calamar

Juegos Olímpicos y el calamar

Notapor AGF el Mar Sep 10, 2013 7:51 am

Juegos Olímpicos y el calamar

Me son indiferentes estos “juegos” como tantos otros y que mundialmente, se celebran para acumular masas; “la mucha gente no es buena ni para la guerra” (lo decía mi sabia abuela); y estos grandes negocios, se promueven por dos motivos principales; para “desorientar a la gente” (de ahí lo del calamar y por su defensa lanzando tinta para enturbiar las aguas) y para obtener pingües negocios de los que se benefician unas minorías ya preparadas para “el gran negocio”.
Los denominados juegos olímpicos (que ni son juegos ni olímpicos: más bien son una extenuación para que el ser humano logre máximos ya inhumanos) no son otra cosa; y el pueblo en general poca utilidad obtiene de ellos… “salvo el entretenimiento o pan y circo que los políticos le dan para entretenerlo y que no piense en su miserable realidad y para lo cual lo asarán a impuestos para pagar el malgasto”.
Por todo ello ni me causó ilusión el antes, ni desilusión el después; puesto que entendí que era un lamentablemente derroche más, de dinero que no tiene España,
para que unos cuantos viajen a Argentina a hacer “su papel”; y luego regresen a seguir viviendo opíparamente del dinero público que es el que paga todo; puesto que ellos nada han arriesgado. La enorme propaganda “y los duelos y quebrantos”, del ejército que trabaja “al son que le marca el poder”; más bien son dignos de risa que de sentimiento de otra índole… “quemada la bengala el negro silencio seguirá a tanta alharaca absurda por algo que no iba a arreglar nada”.
No estaba equivocado, puesto que quienes escriben por libre y tienen muchos más conocimientos que yo, opinan cuanto sigue.
“Suele suceder que la mirada de los políticos y altos funcionarios del Gobierno de turno está contaminada por las urgencias electorales. Sólo eso explica, mejor que ninguna otra cosa, el empeño de Madrid por organizar (por cuarta vez) unos Juegos Olímpicos. Se ha tratado de un empecinamiento político -sólo político- que desafiaba algunos de los más elementales principios de la economía, como es la rentabilidad de las inversiones, tanto públicas como privadas. – Organizar los Juegos en la España actual y con lamentable arquitectura institucional del país, hubiese sido una mala idea económica. Cohesión territorial: Básicamente, por una razón. Uno de los problemas específicos de España -al margen de algunos desequilibrios macroeconómicos que todavía subsisten- tiene que ver con la cohesión territorial. Junto a regiones competitivas y de alto nivel de renta en relación con Europa (Madrid, Cataluña o País Vasco) permanecen territorios con buenas infraestructuras, pero inviables por ausencia de actividad económica. Lo cual es todavía más preocupante en un Estado ampliamente descentralizado en el que cada autonomía se ha convertido en un 'miniestado', pero sin la masa crítica suficiente para asumir el gasto sanitario o en educación (las dos terceras parte del presupuesto). Éste es el caso de la España interior o de Extremadura (más de la mitad de territorio), cuyo futuro es algo más que oscuro. Fundamentalmente, como consecuencia del polo de atracción que suponen las dos grandes urbes del país (Madrid y Barcelona), que no solamente consumen la mayor parte de la inversión pública, sino que arrebatan la inmensa mayoría de la inversión extranjera. Hay un dato que a menudo pasa inadvertido, pero nada menos que el 84% de la inversión extranjera directa (la que realmente importa) llega a Madrid y Cataluña. O dicho en otros términos, tan sólo el 16% de los 13.000 millones de euros que llegaron a España del extranjero el año pasado para invertir en el sistema productivo (no se trata de inversión en cartera) se lo tuvieron que repartir las quince comunidades autónomas restantes, algo que explica las crecientes diferencias interregionales en términos de capital humano y físico. Sólo con ver el ranking de las mejores universidades del país, se observa dónde se corta el bacalao del conocimiento en España (salvo algunas excepciones). Lo curioso del caso es que ambas comunidades representan el 36,8% del PIB de España, lo que significa una evidente sobrerrepresentación en cuanto a captación de inversión extranjera. Lo peor, sin embargo, es que la distancia tenderá a ensancharse en los próximos años”.
El resto lo pueden leer aquí puesto que es mucho más amplio: http://blogs.elconfidencial.com/espana/ ... pana_26049
“Esa es la gran olimpiada que necesita España”, o sea que se redistribuyan las inversiones y que zonas cada vez más empobrecidas, empiecen a levantar cabeza que es lo que conseguirá unos equilibrios hoy muy lejanos.
No olvidemos que la ciudad de Madrid es la más endeudada de toda Europa y que en la comunidad hay otras importantes que están “hasta el cuello o más”; también que Cataluña está en estado de quiebra y dentro de ella Barcelona si no tanto, pero tiene una deuda brutal. ¿Dónde pues se justifican esas inversiones arriba indicadas… para qué han servido… qué hacen con el dinero los políticos que allí mangonean?


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)
Lo que no quieras para tí no lo quieras para nadie, no hagas mal a nada vivo, aunque sea una planta, respeta la vida en todas sus formas.
AGF
 
Mensajes: 998
Registrado: Mié Ago 03, 2011 11:14 am

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron