La carrera del niño… ¿cuántos jamones costó?

La carrera del niño… ¿cuántos jamones costó?

Notapor AGF el Mié Abr 03, 2013 5:32 pm

La carrera del niño… ¿cuántos jamones costó?

En “españa” viene de viejo, el que “hasta el más ceporro de familia más o menos pudiente… no hablemos si es de sangre azul”… tiene que terminar la carrera y obtener el ansiado título, “cueste lo que cueste”… y si hay “fuerza política o dineraria suficiente”, que el vástago o “la vástaga”, lleguen a “su señoría, su excelencia o hasta donde se pueda llegar”; “por dinero que no sea… era la frase contundente del que muy rico, sabía que aquí se puede comprar todo… o casi todo”.

Por todo ello, aquí; cerebros que hubieran enriquecido de verdad a España, se hubieron de ir (algunos incluso salvando su vida que aquí corría peligro) a enriquecer a otras tierras… y hoy lo siguen haciendo, debido a las miserias acumuladas en esta tierra… “que sigue siendo la patria de los enchufados y de los clanes que supieron organizarse para expoliar y empobrecer a esta desgraciada nación”.

Pensamos que cuando muriese Franco; “las cosas iban a cambiar”; pero lo que cambió fueron las apariencias y a la vista están los resultados; una nación empobrecida, endeudada como nunca lo estuvo… “analfabetizada” y haciendo el ridículo tan pronto es sometida a varemos, donde los irresponsables que aquí han gobernado, no es que queden en cueros… es que quedan con el esqueleto al aire… ¿pero a ellos que les importa eso? ¿Qué les importa el que las universidades de España estén tan devaluadas que los puestos que ocupan en el ranking mundial son vergonzosos? ¿Qué les importa lo que recientemente ha ocurrido en Madrid y en los exámenes a aspirantes a profesores escolares?

Aquí y nada más instalarse los que pomposamente cacareaban eran progresistas y nos iban a llevar a un progreso inimaginado… empezaron a ir controlando el dinero público (“único fin al que fueron a la política”) y lo fueron malgastando a troche y moche (ellos decían que “invirtiendo”) en infinidad de cosas, que o no sirvieron o fueron directamente a destinos “inconfesables”.


En lo que malgastaron en lo que para ellos es “la enseñanza”, también a la vista está, “cómo está la tropa desde el soldado al general”; puesto que sí que empezaron a crear universidades e institutos, como si fueran productos de serie que se tiran en una cadena industrial. Tras ello vino una infinidad de “carreras”, puesto que había que igualmente “hacer catedráticos en serie”; y que cada españolito que entrara en ellas tuviese un título de “lo que fuese”. Estudiaron una endogamia bochornosa y para que en ellas fuesen proliferando los que mediante “el amiguismo o el hoy por ti mañana por mi”; se eternizarían en los puestos hasta la jubilación y sin esfuerzo digno de mención, puesto que ya todo estaba conseguido, amén de sueldos que nunca soñaron… y demás prebendas… ¿los alumnos?... que nunca llegaron a discípulos (no hay maestros) pues a la vista está.

Los planes de estudios y de enseñanza; un fracaso total… “llegaron a pegar incluso… los alumnos a los profesores y por tanto, a mandar en las clases más que estos”; como premio a “tan aplicados sucesores”; se pasaban cursos por ley política y sin exigir el más mínimo esfuerzo a los que se anquilosaban en un ceporrismo crónico.

Las huelgas de unos y de otros, siempre han sido por unos derechos… “o sus derechos”; no he oído hablar de obligaciones; cosa por otra parte muy normal en “la españa actual”, donde aquí no hay obligaciones… “nada más que para pagar a la hacienda (dicen que pública) puesto que lo esencial es, recaudar dinero cuanto más mejor, aunque luego no se sepa emplearlos para sostener o acrecentar un progreso nacional, se sigue malgastando y pese a todo lo ocurrido.

Y así y tras muchos años, se llega a lo inimaginable y que ocurrido en la Comunidad de Madrid (la enseñanza infeliz o imbécilmente se pasó también a las autonomías, cuando por lógica debe imperar una enseñanza nacional y bien estudiada) y cuando examinan, a una multitud de individuos e individuas, que dicen haber estado en las escuelas, institutos y las universidades, aparecen los desastres que más abajo se sintetizan.

“Los ríos Ebro y Guadalquivir atraviesan Madrid, Soria se ha independizado de Castilla y León para convertirse en una nueva comunidad autónoma; Albacete, Ciudad Real y Badajoz son ahora provincias andaluzas, el caracol es un crustáceo, la gallina un mamífero y la palabra 'escrúpulo' significa 'la salida del sol'. Estas sobrecogedoras afirmaciones se desprenden de los resultados de las últimas oposiciones a profesor, convocadas en el año 2011 en la Comunidad de Madrid”. Además de los fallos geográficos o matemáticos, los miembros del tribunal detectaron durante sus correcciones de los exámenes todo tipo de faltas de ortografía de los aspirantes a maestro en la Comunidad escribiendo palabras como "anbito, conduzta, adsequible, hacercar, Cordova, Nabarra,Valladoliz, vagaje, veverlo, lleba, bolcán, Hurano, deverá, gerarquia, obserbara, enrraizada, escursiones, incapie, inportancia..". Los tribunales llegaron a bajar más de 30 puntos por errores ortográficos en algunos ejercicios.

Esto es sólo una muestra del desastre en la “españa actual”; el resto lo pueden ver en la dirección siguiente: http://www.vozpopuli.com/sociedad/22837 ... -en-madrid Véanlo y juzgue el propio lector.


Y para explicar lo que significa mi titular, diré recordando, que en aquellas épocas de más miserias españolas y cuando aparte de los ricos y pudientes, pocos podía comer jamón… “el que algunos comían, por cuanto lo recetaba el médico para la endeblez o la tisis que el enfermo padecía de forma crónica; y que al igual ocurría con el plátano y la simple leche de cabra o vaca, como reconstituyentes”… El jamón y otros productos caros e inasequibles para la masa… “eran enviados como presente o regalo, al catedrático o profesor… para que tuviera en cuenta “al niño o la niña”, que se suponía estaban estudiando; y así, se garantizaban unas notas que no merecían. Pero eso era y sigue siendo “lo normal”, en “esta españa” (adrede y con minúsculas) de las recomendaciones; si bien ya los jamones; y como se fabrican en serie, son económicos… “pero siguen existiendo otros tipos de jamonancias a través de las cuales se obtienen muchas cosas”; y para entender ello, no hay más que leer lo que se publica en “la españa actual”, que sigue siendo de vergüenza elevada al cubo.


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)
Lo que no quieras para tí no lo quieras para nadie, no hagas mal a nada vivo, aunque sea una planta, respeta la vida en todas sus formas.
AGF
 
Mensajes: 998
Registrado: Mié Ago 03, 2011 11:14 am

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados